ESTUDIANDO EL AMOR

 

  He visto el amor que mueve el sol y a las estrellas. Puedo decir que, DIOS y AMOR son sinónimos en su mayor dimensión. Llamamos AMOR a la energía que sustenta el universo y lo hace funcionar, Es ese principio adherente que enlaza y organiza todo lo existente.

Para acercarnos al amor en la dimensión humana, tal vez podamos comenzar observando simplemente nuestras manos. Como se relacionan entre sí mientras realizan las tareas del día: ponerse la ropa, abrochar un botón o preparar un café. Todas las tareas obsérvalas con detenimiento y mira la relación. Allí hay ayuda recíproca, ajustes continuos, acoplamientos precisos, sentido de equipo ¡ ésa es la cooperación del amor!

En el nivel personal por ejemplo, el amor se manifiesta básicamente con respeto, solidaridad y cuidado, y según la circunstancia podrá ser amor pasional, fraternal, paternal o religioso, entre otros. Sea cual fuere la forma, la trama esencial de la experiencia del AMOR es la que surge del reconocerse como partes distintas de una misma unidad mayor. Lo mismo que ocurre, automáticamente entre las dos manos.

¿Cómo está presente ésa memoria de la unidad en la dimensión humana?

-Evidentemente entre las personas no resulta tan fácil, la conciencia individual de cada uno, parece borrar el reconocimiento de que somos partes de la misma unidad y solemos percibirnos como individuos separados, extraños, y en ocasiones, además enemigos. En ese marco la llama del amor queda temporaria-mente oscurecida y esa es precisamente la tarea humana: Vivir una serie de experiencias que, por caminos muy diversos, van ayudando a recuperar de un modo consciente el mismo reconocimiento que, en forma automática, ya tienen las manos en tanto parten del mismo cuerpo. Es decir, alcanzar reconocer con el corazón y la mente que los seres humanos, también somos células integrantes y además , conscientes del gran organismo universal.

CONTINUARÁ…

 

Educación Interior para Maximizar tu Ser

 

Keila Torrealba

-Coach Especialista en el Desarrollo de SER

You may also like

Deja un comentario